Las banderas de las YPG/YPJ, y con el rostro de Abdullah Öcalan, se mezclaron entre la multitud con carteles que mostraban a Hevrin Xelef, la dirigente política del norte de Siria asesinada por un grupo de yihadistas respaldados por el Estado turco.

El comunicado de la organización Kongra Star Rojava fue leído durante la manifestación. Tras la protesta, los activistas marcharon en solidaridad con el pueblo de Chile también.